Los estudios Electric Lady y su importancia en la historia de KISS

Una de las piezas fundamentales en la construcción de los inicios de KISS son los legendarios estudios Electric Lady, cuya historia independientemente de KISS, es sumamente interesante.

Jimmy Hendrix solía realizar algunas sesiones de improvisación en un club nocturno llamado The Generation en Nueva York, el lugar le gustaba tanto que cuando tuvo que cerrar en el año 1968 decidió comprarlo para que siguiera vigente. Pero Eddie Kramer and Jim Marron pensaron en el lugar para algo distinto, un estudio de grabación ya que las sesiones que pasaron junto a Jimmy para el disco Electric Ladyland fueron muy largas y representaban fuertes gastos, además teniendo su propio estudio podría construirlo con las características que él quisiera. Hendrix fue convencido e iniciaron la construcción de lo que bautizaría como los estudios Electric Lady, abriendo sus puertas el 26 de Agosto de 1970 llamando la atención de toda la industria por la avanzada tecnología con el que contaba. Curiosamente al siguiente día de la apertura Jimmy grabó su última canción conocida como Slow Blues y murió tres semanas después.

Legando el año 1972, un chico judío de 20 años de edad de alias Paul Stanley, tenía una banda llamada Wicked Lester con otro chico judío de 21 años que se hacía llamar Gene Simmons. Una tarde Paul fue de visita de rutina a una tienda de cosas psicodélicas y el encargado le mencionó que le había conseguido e número de alguien que trabajaba en los estudios de Jimmy Hendrix, el papel simplemente decía «Ron». Gene y Paul estaban muy familiarizados con el estudio, grandes leyendas ya habían grabado allí, entre ellos Lou Reed, Rolling Stones y Led Zeppelin. Tener ese contacto les emocionaba y sabían de alguna forma que ello podía ponerlos en un buen camino. Paul tomó el teléfono y llamó a Ron, en el estudio le contestaron preguntando con qué Ron quería hablar, ¿Ron Johnsen o Shaimon Ron? Para Paul sonó más convincente Johnsen. Al ser transferido con su secretaria Paul explicó que tenía una banda y que le gustaría que fuera a verlos y que le llamara si estaba interesado. No tuvo respuesta. Pero Paul no se dio por vencido y llamó varias veces para dejar siempre el mismo mensaje, hasta que en un momento de frustración Paul dejó un mensaje diferente: «Dile a Ron que es por personas como él que bandas como la mía terminan».

Funcionó, Paul recibió una llamada de Ron Johnsen, Ingeniero en los estudios Electric Lady. Cuando Paul comentó cómo consiguió el número se dio cuenta que Johnsen en realidad nunca fue a la tienda que visitaba Paul, quien había dejado su número era Shaimon Ron que era supervisor de mantenimiento. Ron aceptó a ir a ver a Wicked Lester y le gustó el sonido, tanto que les prometió hacer un demo para distribuirlo en diferentes disqueras para intentar conseguir un contrato discográfico. Mientras esperaban a que se iniciaran las grabaciones Ron les permitió a Gene y Paul pasar el tiempo en el estudio. Ambos aprovecharon la oportunidad al máximo aprendiendo cada proceso en las grabaciones e incluso pudieron conseguir trabajo esporádico como músicos de estudio para otros artistas.

Wicked Lester efectivamente grabó su demo y pronto consiguieron un contrato discográfico con Epic Records, pero tras un tiempo Gene y Paul decidieron que el sonido y la imagen no es lo que ellos estaban buscando, intentaron despedir a los otros miembros de la banda pero se negaron a dejar el barco, por lo que Stanley y Simmons terminaron renunciando. Sin saber claramente la dirección que querían tomar comenzaron la búsqueda de nuevos integrantes, encontrando un anuncio en la revista Rolling Stone de un baterista de nombre Peter. Lo citaron en los estudios Electric Lady y prácticamente de inmediato de unió a la banda. Finalmente el cuarteto terminó su formación con Ace Frehley quien respondió a un anuncio que puso Paul.

Tras largas sesiones de ensayos y algunos conciertos la banda se sentía lo suficientemente bien para hacer un demo, lo cual hicieron, de nuevo en los estudios Electric Lady gracias a que Ron Johnsen les debía algo de dinero a Gene y Paul por su trabajo como músicos de sesión. El Ingeniero de ese demo fue el ya legendario Eddie Kramer. Poco después KISS consiguió un contrato discográfico con Casablanca Records y fue cuestión de tiempo para que la fama mundial los alcanzara.

KISS regresó a los Estudios Electric Lady en más de una ocasión para grabar sus álbumes Dressed To Kill, parte del solista de Peter Criss, parte del solista de Paul Stanley, Dynasty y Asylum. Además ahí se realizaron las mezclas para las producciones de Alive! y Alive II.

Para el documental definitivo de KISS titulado Biography: KISStory, Gene Simmons y Paul Stanley regresaron a los estudios Electric Lady para hacer un recorrido emocional y nostálgico de los momento que juntos pasaron en ese lugar. El documental de cuatro horas de duración se estrenará en dos partes el 27 y 28 de Junio por la cadena de televisión A&E en Estados Unidos.

El resto es KISStory.

Cristhian Merlin
Cristhian Merlin
Amante de la música, las series, la tecnología... Y a veces de KISS. Creando contenido digital desde hace más de 20 años. Culpable de que exista KISSmanía y KISS Memes.
Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.
Leer más